Call for Papers: REVISTA M. – Dossier 6: v. 3, n. 6, jul./dic. 2018

RESUMEN:

Los registros arqueológicos funerarios de que disponemos para el estudio de las sociedades pasadas revelan por excelencia un conjunto de prácticas situacionales y ritualizadas que buscan dar cuenta de un problema común a todas las sociedades humanas, independientemente de su ubicación o temporalidad: la muerte. Entender cómo la muerte es vista y tratada por diferentes sociedades a lo largo del tiempo nos ofrece, por lo tanto, un campo rico de investigación arqueológica y social. Nuestra propuesta aquí es de un expediente enteramente dedicado a la arqueología funeraria a trazar diálogos entre diferentes estudios de casos, con propuestas y cuestionamientos diversos centrados en un tema común: Performance, Muerte y Cuerpo.

Performance y dinámica ritual son temas caros al debate en antropología y arqueología y que se convirtieron en el fundamento de los nuevos estudios en arqueología funeraria. Hoy, es necesario cada vez más pensar el conjunto de prácticas funerarias en su heterogeneidad y dinamicidad, es decir, como el resultado de acciones humanas dotadas de historicidad que no sólo reproducen valores sociales, sino que también crean, legitiman y reconfiguran nociones de diferentes sociedades y, en consecuencia, los lugares sociales de los individuos en sus comunidades (ya sean vivos o muertos). La importancia del cuerpo en la arqueología también ha crecido en destaque.

Varios investigadores han llamado nuestra atención sobre la necesidad de unir los estudios de las tumbas y del mobiliario funerario a aquel de los cadáveres y osamentas (Crossland, 2010). En la academia francesa, los estudios de tafonomía de los cadáveres desarrollados por Duday y sus colegas desde 1978 (Duday et al., 1990, Knüsel, 2014) abrieron una nueva frontera de investigación. Avanzando en la comprensión de los "gestos funerarios", ellos crearon nuevas metodologías para analizar los vestigios bioarqueológicos, identificando el movimiento de los huesos para reconstruir las formas de enterramiento y tratamiento funerario. En la vertiente de lengua inglesa, trabajo semejante fue desarrollado por la arqueología de la corporificación (archaeology of complex). En la década de los años 80, se trata de una tributación tanto de los estudios bioarqueológicos y de los estudios de fenomenología y de teoría de la práctica (véase Shanks, 1995; Joyce, 2005; Lesure, 2005; Crossland, 2010). Para ambas, el cuerpo -de modo análogo a la cultura material- ofrece un medio de expresión y es, en cierta escala, también un artefacto dotado de una materialidad propia que construye identidades y que es moldeado a partir de experiencias sociales. Para los estudios funerarios la inclusión del cuerpo como objeto de investigación nos permite debatir no sólo cómo datos bioarqueológicos pueden contribuir a un mejor entendimiento de los muertos (por ejemplo a través del estudio de enfermedades, traumas físicos, accesos a nutrientes y alimentación, afiliaciones de parentesco pero como el cuerpo-artefacto también nos auxilia a entender cómo diferentes performances y rituales fúnebres afectan el tratamiento dado a los cuerpos de los muertos en contextos arqueológicos, a partir de las posiciones, orientaciones, alineaciones y ubicaciones en que las osadas fueron encontradas. Además, nos permite observar también cómo un conjunto de acciones y repeticiones diarias condicionó y moldeó cuerpos antes de la muerte, haciendo con que diferencias jerárquicas, etarias y de género se tornen visibles o, aún, resaltadas en contextos fúnebres (Sofaer, 2006).

En este sentido, organizado a partir de una perspectiva multidisciplinaria, con un diálogo entre Arqueología, Historia, Antropología y Sociología, ese expediente pretende también crear un espacio de discusión acerca de propuestas teórico-metodológicas para el estudio de la materialidad de la muerte. Invitamos, así, contribuciones que traten de los temas:

• Performance ritual;

▪ Tratamientos funerarios;

▪ Nuevos enfoques teórico-metodológicos de estudios cementerios;

▪ Relaciones sociales o étnicas en estudios cementerios;

▪ Bioarqueología en estudios funerarios;

▪ Nuevos métodos en análisis forense;

▪ Nuevos enfoques de deposiciones funerarias;

▪ Nuevos hallazgos de excavaciones de conjuntos cementerios.

REFERENCIAS

CROSSLAND, Zoë. Materiality and embodiment. In: HICKS, D.; BEAUDRY, M. C. (Eds.). The Oxford Handbook of Material Culture Studies. Oxford: Oxford University Press, p. 386-405, 2010.

DUDAY, Henri et al. L'Anthropologie «de terrain»: reconnaissance et interprétation des gestes funéraires. Bulletins et Mémoires de la Société d'Anthropologie de Paris, v. 2, n. 3, p. 29-49, 1990.

JOYCE, Rosemary A. Archaeology of the body. Annu. Rev. Anthropol., v. 34, p. 139-158, 2005.

KNÜSEL, Christopher J. Crouching in fear: Terms of engagement for funerary remains Journal of Social Archaeology, v. 14, n. 1, p. 26-58, 2014.

LESURE, Richard G. Linking theory and evidence in an archaeology of human agency: Iconography, style, and theories of embodiment. Journal of Archaeological Method and Theory, v. 12, n. 3, p. 237-255, 2005.

SHANKS, Michael. Art and an Archaeology of Embodiment: some aspects of Archaic Greece. Cambridge Archaeological Journal, v. 5, n. 2, p. 207-244, 1995.

SOFAER, J.R. The body as material culture: a theoretical osteoarchaeology. Cambridge: Cambridge University Press, 2006.