Call for Papers: REVISTA M. – Dossier 11: v. 6, n. 11, jan./jun. 2021

RESUMEN:

 

Tal como ha mostrado la antropología desde sus inicios, los diversos grupos humanos suelen establecer complejas y dinámicas articulaciones entre muertos y vivos. Sin embargo, salvo algunas excepciones de carácter comparativo, con frecuencia ese corpus de trabajos ha abordado el tema de la muerte como una deriva secundaria de otros intereses a los que tenían como centrales (las relaciones de parentesco, la organización jurídica o política, el sistema socio-religioso, etc.).

Con el avance de la profesionalización y la especialización temática, proliferaron las investigaciones que tuvieron al fenómeno mortuorio como eje central de la indagación. Pero ese impulso se dio a expensas de la ausencia de un enfoque general que pudiera desarrollar elementos teóricos para una comprensión general de deceso.

Como herramienta puesta en juego desde diversas disciplinas, la etnografía ha tenido un rol destacado en el estudio de procesos que involucran situaciones de muerte. La participación en la vida social de las comunidades en las que trabajamos ha permitido comprender el carácter socialmente producido de las valoraciones, discursos, prácticas y representaciones en torno al tema contribuyendo, entre otras cuestiones, a destacar el carácter difuso de la distinción entre la muerte -uno de los pocos universales humanos- y la vida.

Así, la presencia del investigador en los procesos sociales que se propone explicar, permite prestar atención a cuestiones contextuales claves en la interpretación de situaciones atravesadas por la muerte. Por ejemplo, mientras que en algunos ámbitos la profusión de la palabra y el testimonio resultan significativos, en otros el rol del silencio permite entrever la presencia de tabúes o de valoraciones relevantes para el análisis; o bien, mientras que en ciertos contextos prima la expresión pública de las emociones qua obligación frente a la muerte, en otros diversas modalidades de racionalización son la norma.

Ahora bien, toda vez que las posiciones naturalistas en etnografía han sido cuestionadas y superadas, sabemos que nuestra presencia en el terreno transforma y altera los medios sociales en los que trabajamos. Esto conduce a interrogarnos acerca de las relaciones que establecemos con nuestros interlocutores, de las apropiaciones de nuestro trabajo que ellos pueden realizar, de las derivaciones que el mismo puede tener en esos contextos, etc. Asimismo, debe considerarse el modo en que los investigadores nos podemos ver afectados al llevar adelante trabajo etnográfico de largo aliento en un contexto particularmente difícil de sobrellevar, en el que la muerte es protagonista.

Finalmente debe advertirse que en las últimas décadas el desarrollo tecnológico ha presentado nuevos modos de entender las relaciones entre la vida y la muerte así como nuevos escenarios de trabajo. Por un lado, las transformaciones de las conceptualizaciones sobre la muerte derivadas de los nuevos mecanismos de preservación de órganos, cadáveres y restos corporales han renovado el interés en la temática y han contribuido a difuminar los límites entre vida y muerte. Por el otro, el crecimiento del campo de las comunicaciones, ilustrado por ejemplo en el uso de páginas de internet como soporte para nuevos tipos de ritual mortuorio, ha presentado una novedad a la hora de realizar trabajo de campo etnográfico en relación a este tema.

El propósito de este dossier es explorar las posibilidades de análisis que brinda el cruce entre muerte y etnografía. Para ello esperamos recibir contribuciones que, desde distintas disciplinas (antropología, sociología, comunicación, historia, etc.), se propongan presentar debates conceptuales propios del campo temático, estudios de caso, o bien que problematicen las derivas de la puesta en práctica de metodologías y técnicas en contextos donde la muerte es protagonista. Esperamos recibir propuestas de artículos que refieran a campos diversos tales como la violencia estatal y las muertes políticas, los genocidios y las muertes masivas, la salud pública, las pandemias, los cuidados paliativos, la natalidad y el aborto, el suicidio, la acción ritual mortuoria, las santificaciones, los espacios conmemorativos, las trayectorias pos mortuorias, la muerte social, entre otros tópicos posibles.

http://seer.unirio.br/index.php/revistam/about/submissions#onlineSubmissions